Conferencia

Alain Bertaud: la ciudad como un mercado laboral

(Esta entrevista de Constanza López fue publicada el viernes 27 de junio de 2020 en Pauta.cl)

Alain Bertaud dice que las ciudades que ofrecen una buena calidad de vida a sus habitantes son aquellas «económicamente dinámicas y que invierten una parte de la riqueza creada por su economía en infraestructura e instalaciones sociales. Cuando la economía de una ciudad se debilita, debido a las conmociones externas o la mala gestión interna, la calidad de vida de sus habitantes se deteriora rápidamente».

Urbanista graduado como arquitecto DPLG de la École Nationale Supérieure des Beaux-Arts, en París, Alain Bertaud es parte del equipo del Instituto Marron de la NYU y del Proyecto de Urbanización Stern de la misma Universidad, como investigador principal. 

Antes trabajó como consultor independiente para el Banco Mundial, el Instituto Brookings, el Instituto Lincoln, el Centro de Investigación de Transporte de Beijing y Civitas (El Salvador). Como consultor, sus tareas de campo se centraron en el transporte urbano, los problemas de desarrollo de la tierra y la implementación de proyectos en ciudades de China, India, Indonesia, Vietnam y Sudáfrica. Asimismo, ha asesorado a gobiernos locales y nacionales sobre políticas de desarrollo urbano, principalmente en China, Europa central y oriental, India, México, Rusia y Sudáfrica. 

Con esa destacada trayectoria a sus espaldas, Bertaud será uno de los speakers internacionales de la novena Conferencia Internacional de Ciudad (CIC) que en esta versión convocará reflexionar sobre «¿Cómo construir ciudad para todos en estos tiempos?». Experto en Economía Urbana, Bertaud abordará el tema «Trabajo, vivienda, densificación», durante este ya tradicional encuentro que organiza la Cámara Chilena de la Construcción, y que este año se realizará los días 7, 8 y 9 de julio. 

Entrevistado por Plaza Pauta, de Radio PAUTA, Bertaud explica que el primer paso para garantizar una buena calidad de vida urbana es «controlar su ventaja económica comparativa y adaptarse rápidamente a las condiciones externas cambiantes».

El segundo paso, según el urbanista, es «asignar suficientes recursos para mantener y expandir su infraestructura para servir a todos los grupos de ingresos». 

-¿Por qué tú planteas la ciudad como un mercado laboral?

«La gente se muda a las ciudades para buscar trabajos que mejoren el bienestar de sus familias. Las empresas se trasladan a las ciudades para encontrar fuerza laboral calificada que les permita producir y desempeñarse eficientemente en un entorno económico cada vez más global. Los hogares pueden mejorar su bienestar cuando pueden cambiar de trabajo fácilmente según sus preferencias y habilidades. Las empresas pueden mejorar su productividad y capacidad de innovación cuando pueden reclutar rápidamente la mano de obra que necesitan en la cantidad y calidad requeridas».

En esa misma línea, Bertaud dice que «el mercado laboral es la satisfacción de las necesidades de las empresas y de los hogares, beneficiando a ambos. Por supuesto, las ciudades son mucho más que un mercado laboral. Son el centro de ideas, innovación, relaciones sociales, creación artística y desarrollo del conocimiento. Pero el mercado laboral sigue siendo la base sobre la que descansan todos estos beneficios. La rica vida social y cultural de las ciudades desaparecerá en poco tiempo si el mercado laboral en el que descansa colapsa». 

Políticas urbanas, vivienda y movilidad

«Asegurar que la industria de bienes raíces pueda proporcionar viviendas asequibles para todos los participantes en el mercado laboral es uno de los componentes de cualquier política urbana» es otra de las certezas de Alain Bertaud.

Explica que la oferta de viviendas asequibles se basa en dos condiciones. Primero, «las regulaciones deberían permitir a los hogares hacer compensaciones entre la ubicación, el área y el espacio según la cantidad que preferirían consumir». 

Segundo, añade, los planificadores deben asegurarse de que haya un suministro suficiente de tierra vacante para construir alrededor del área urbanizada existente.

«Si aceptamos que un mercado laboral eficiente es la base de las ciudades prósperas, garantizar la asequibilidad de la vivienda y la movilidad se convierten en los dos objetivos principales de la política de planificación urbana. Accesibilidad a la vivienda, porque todos los trabajadores deben poder encontrar un refugio a su alcance y seguro dentro de un área metropolitana. Movilidad, porque todos los trabajadores deben poder tener acceso a todos los lugares de trabajo en la ciudad desde su lugar de residencia».